5 hábitos para superar problemas | Lideralo

5 hábitos para superar dificultades

boating_extreme_sport_inflatable_boat_union_boys_rent_tassel_river-813294.jpg!d

Todos pasamos alguna vez por dificultades de mayor o menor tamaño. Lo importante ante ellas es la actitud que desarrollas para poder sortearlas con éxito

En la psicología existe un concepto que es muy importante, se trata de resiliencia, la cual consiste en la capacidad que tienen los seres humanos para reponerse a traumas, fracasos, conflictos, situaciones adversas y diversos problemas. Personas por ejemplo que crecen en ambientes hostiles, donde impera la delincuencia, pero no se dejan caer en esas corrientes de conducta, otras que sufren en la niñez por condiciones socioeconómicas muy deprimidas, pero se convierten en personas de éxito por su perseverancia.

Hay miles de casos de personas que tuvieron situaciones muy complejas de vida y hoy son ejemplos a seguir. ¿Cómo lo lograron? Gracias a esa capacidad para poder salir adelante en medio de las dificultades.

Se trata desarrollar mecanismos de fortalezas emocionales para poder levantar luego de una caída y construir entonces la felicidad al alcanzar el éxito.

Acá te dejo algunos hábitos que puedes emplear para ver las cosas de una manera distinta y no quedarte sumergido como el cabello de Atreyu en “La Historia Sin Fin”, que se hundió en el fango de la tristeza.

1. Convierte dificultades en oportunidades

Aprender a convertir situaciones difíciles en oportunidades es una de las mejores maneras de vencer el enemigo de la derrota. Hay una frase que dice por ahí que “a veces se gana perdiendo”, pues esa es la idea. En una situación de ganancia o pérdida, no todo es exactamente absoluto. Cada vez que ganamos algo, también estamos perdiendo por otro lado algo, y viceversa, cuando enfrentamos alguna pérdida, pues estamos obteniendo algún tipo de ganancia.

Hay personas que hablan con desesperación de un “fracaso” en un matrimonio. Pasan por una etapa de depresión y pueden llegar a un estado más profundo, como el de la melancolía. Luego, en algún momento se dan cuenta, ya sea porque conocen a alguien, que la verdad esa relación no era lo mejor y agradecen que se haya terminado. Entonces, ¿Por qué pasar por etapas de sufrimiento y desesperación, arrojados a un dolor inconmensurable?

Pues si aprendes a ver que una pérdida no es más que la consumación de los errores, que es al final un síntoma de algo que ya no funcionaba, te sentirás liberado. Puedes empezar a enfocarte en nuevas experiencias y construir un estado de bienestar mucho mayor para tu vida futura.

En toda acción, proyecto o relación, existen probabilidades de tener una pérdida. Por eso, simplemente aprende a que ninguna de ellas representa el fin del mundo y que un nuevo universo de probabilidades.

2. Adaptarse al cambio

Es increíble ver que hay muchas personas que no se adaptan al cambio, cuando somos parte de un universo que está en permanente proceso de transformación. Somos energía y como sabes, ella se transforma siempre. Así es el mundo en el que vivimos, cada día todo está cambiando y no te das cuenta. Dejas de hacer cosas de un día para otro, sin que eso ocasione un trauma en ti. Así, cuando eres consciente de que estás enfrentando cambios en tu vida, no ofrezcas resistencias absurdas. Aprende a adaptarte a las circunstancias y saca el mejor provecho en los nuevos escenarios que se te presentan. Pretender permanecer ante los cambios externos de manera monolítica, solo te limitarán en tu experiencia de vida.

Yo mismo veo en mi país a mucha gente que ha aprendido a adaptarse a las situaciones difíciles por las coyunturas que nos ha tocado vivir, y se han convertido en grandes emprendedores, logrando permanecer a flote. Gente que vio en la crisis una oportunidad para alcanzar, incluso, aquello que siempre quería hacer, pero los apego a estructuras de “seguridad económica”, no le permitían.

3. Maneja tus emociones

El control de tus emociones es fundamental, pues se trata de aprender a ser fuerte ante adversidades y no dejarse arrastrar por las circunstancias. Puedes tener el control de tus emociones, saber que tú eres el dueño de tu vida y de lo que en ella pase. Por eso, solo necesitas saber que tú tienes la fuerza y la energía para poder mantenerte bien. El bienestar emocional es fundamental para salir de dificultades, aprende a tener pensamientos positivos, que te ayuden a ver el vaso medio lleno y no medio vacío, para que puedas seguir trabajando en las posibilidades que tienes para llenarlo. Sonríe, sé feliz, amable con las otras personas, para que puedas experimentar un bienestar mayor en tu vida y una estabilidad emocional que te ayudará a mantenerte a flote.

4. Centrarse en soluciones

Las personas exitosas se enfocan en las soluciones que en los problemas. Pues en dónde está tu atención, están tus energías y en eso te vas transformando. Si tu atención se enfoca en el problema como un hecho manifiesto, no vas a salir de él tan fácilmente. No te enfoques en las consecuencias del problema, sino en qué puedes hacer para solucionarlo. Realiza una evaluación de tus posibilidades y los recursos que tienes para enfrentarlo y adelante.

5. El manejo del tiempo

La ansiedad suele llevarnos por el camino de lo irrealizable, toda vez que vivimos más con nuestra mente en el futuro, que en el presente para resolver una dificultad. El apego al pasado no nos deja evolucionar, crecer y ver el universo de posibilidades que tienes para levantar la cabeza y triunfar sobre las adversidades. Enfócate en el presente, el momento que estás viviendo y construye ahora lo que quieres, porque ese será además la determinación de tu futuro. Si dejas el futuro en el futuro, se vuelve algo irrealizable.

SHARE THIS

ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJE UN COMENTARIO