Elabora tu proyecto de vida con PNL | Lideralo

¿Cómo desarrollar un proyecto de vida con PNL?

backlight_blonde_casual_fashion_girl_hairdo_hairstyle_lifestyle-917912.jpg!d

Todos tenemos la capacidad para proyectar hacia el futuro lo que queremos construir, realizar un proyecto de vida nos ayuda de manera firme a nuestros propios sueños

La evolución de una persona a lo largo de su vida, es determinada por las decisiones que toma cada día. Eso hace que la idea de que las cosas que nos suceden son producto de elementos propios del azar, no sea justamente la que da la razón a la manera en cómo nos suceden las cosas. Estamos conscientes de que existen elementos imponderables y que somos seres sociales que nos vemos permeados por las cosas que pasan en nuestro entorno, cosas que sin duda también nos impactan y modifican, pero hay un elemento clave en esto, porque si bien el contexto exterior está ahí y no podemos cambiarlo, lo que sí podemos es mediatizar la forma en que nos afecta. Eso lo vemos claramente cuando hay personas que se desarrollan en el mismo entorno pero tienen proyecciones de vida muy distintas.

En ello, por ejemplo, contamos el fenómeno de la resiliencia. Esto es personas que en medio de circunstancias adversas, como pobreza, guerras, enfermedades, problemas sociales, logran superar su situación y transformar su vida alcanzando metas que muchos en sus mismas condiciones, o incluso en mejores, de las que a ellos les ha tocado vivir.

Elaborar un plan adecuado

Una de las cosas más importantes es asegurarse de cumplir con algunos elementos clave para el desarrollo de un proyecto de vida bien consolidado. Cuando planificamos nuestras metas, eso nos ayuda a conseguirlas con mucha más eficiencia.

Es fundamental que centres tu atención en ti mismo, que aceptes que no son los factores externos los que van a determinar tu vida, sino que son tus decisiones las únicas que pueden llevarte a cumplir tus sueños, las que te van a llevar por el camino que esperas y anhelas transitar.

Por eso, comienza a pensar cuáles son tus objetivos. Lo mejor es segmentarlos, tener una gran meta, un estado al que quieres llegar, luego determina etapas por cumplir para alcanzar ese sueño. De esa manera, cada etapa será mucho más fácil de realizar y así podrás alcanzar paulatinamente la gran meta que te has propuesto. Como dice la canción se hace camino al andar.

Metas con visión positiva

Tu pensamiento debe ser siempre optimista. Hay gente que le dice a otros que hay trazarse metas realistas, esto solo quiere decir que seas conformistas. La verdad es que uno cae en esa tentación porque le tiene MIEDO a las desilusiones, pero cuando aprendas que los miedos son totalmente derrotables, podrás ver mucho más allá de las limitaciones que ellos te imponen.

El objetivo que debes plantearte en cada etapa debe ser muy claro, que lo puedas medir. Por ejemplo, un granjero se propone cultivar un campo de frutas, su meta anual es cosechar 5 toneladas al año. Separa entonces en metas trimestrales, para organizar el arado, la siembra, la preparación del terreno y posteriormente la cosecha. Todos esos son objetivos medibles en el tiempo, que le permitirán tener resultados fiables, evaluar las etapas de desarrollo y poder realizar ajustes cuando sea necesario.

Esto último es fundamental, si bien te recomendamos una planificación muy precisa, estamos conscientes de que hay factores que son ajenos a tu voluntad, pero eso también puedes preverlo y no estar indefenso ante situaciones que te obliguen a modificar elementos de tu plan. De este modo, quiero pedirte que cuando consideres tu plan de vida, lo hagas también bajo criterios de cierta flexibilidad, que incluso te permitas pensar qué hacer si sucede tal cosa.

Acá es muy importante el llamado análisis FODA. Es aquel donde organizas tus fortalezas, oportunidades, debilidades y amenazas. Si logras tener todo esos factores en tu panorama, mejor estás preparado para triunfar en este combate.

Valores

Muchas personas olvidan incluir en sus cursos de PNL o en las terapias, por ejemplo, el tema de los valores y eso es fundamental. Con las técnicas de PNL trabajamos procesos de cambios, pero estos deben estar anclados en principios y valores que prioricen tu bienestar y de las personas en las que causas algún tipo de impacto. Como seres humanos, parte de una sociedad global, debemos ser responsables con lo que generamos a nuestro alrededor. Sí, es cierto que hay personas que no tienen escrúpulos y parecen alcanzar algunos niveles de éxito en sus objetivos, pero el precio siempre es algo alto. No hay nada mejor que tener una conciencia tranquila y saber que creciste haciendo cosas positivas, cosas que no solamente lograron transformarte a ti, sino que dejaron huella positiva en otras personas.

Programa tu mente para el éxito

Finalmente, quiero decirte que es muy importante, pero realmente importante, la actitud que tengas ante las expectativas de tu futuro. Y algo más importante es la visión de tu presente. El futuro no es otra cosa que la proyección de lo que estás haciendo hoy, así que antes de ponerte a pensar en “yo quiero”, pregúntate qué estás haciendo ahora para ser y hacer lo que sueñas. Piensa en presente, porque si tus proyectos están solo en el futuro, en el futuro se quedarán siempre. Por eso, recuerda lo que te comentaba en mi artículo ¿Qué es el Mindfulness y cómo me ayuda al éxito?, en el que te doy recomendaciones para que puedas adquirir la conciencia del «ahora» como un principio fundamental para el éxito y tu felicidad.

Y también quiero recomendarte mi nuevo libro, que está a la venta donde te doy importantes recomendaciones para vencer tus demonios internos y lograr iniciar un camino de transformación en tu vida. Solo debes ingresar acá y adquiere mi libro “Adiós, Mr. Hyde. ¿Cómo vencer tus demonios internos?”

SHARE THIS

ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJE UN COMENTARIO