Sana con el poder tu mente y la PNL | Lideralo

¿Cómo sanar con el poder de tu mente?

416b8ca90a5e04780f0266df2996-1436281.jpg!d

La mente humana es universo maravilloso e inexplorado, que tiene todas las respuestas que buscamos en la vida

Hemos leído muchas veces que nuestro cuerpo se enferma por razones psicológicas. El estrés, por ejemplo, es uno de los factores que más patologías puede generar en las personas, siendo esto reconocido por las sociedades médicas del mundo entero. Si esto es así, ¿por qué dudamos que nuestra mente puede también curarnos de muchos males?

Desde la caída del cabello hasta enfermedades cardiovasculares, pueden estar vinculadas a problemas emocionales. Muchas personas sufren problemas en su tensión arterial o infartos al corazón, de acuerdo a momentos en los que reciben emociones muy fuertes. Esto porque el cuerpo humano no es un ente aislado del ser o sistema que somos como personas, sino que seres que sienten y manifiestan sus emociones y estas tienen implicaciones en los estados de salud.

Incluso, enfermedades tan terribles como el cáncer han sido vinculadas a trastornos emocionales. Y es cierto. Por eso, nuestro cerebro tiene un enorme poder para producir nuestro estado de salud.

Es por esta razón que debemos estar muy atentos a lo que manifestamos o deseamos para nosotros. Si una persona vive con una actitud mental derrotista o pesimista, empieza a manifestar numerosos males.

No se trata, por supuesto, de sustituir la atención médica especializada, sino de ayudarnos más a permanecer sanos. En todo caso, estamos hablando de la importante manera en que nuestro cerebro puede ser un factor determinante de la prevención de enfermedades que pueden ser muy graves.

De hecho, la ancestral sabiduría de la Medicina Tradicional China tiene sus equivalencias entre los órganos, las enfermedades y las emociones de la personas, por lo que los problemas de salud son tratados de manera integral, no solo focalizada en el punto donde se manifiesta, ya que se trabaja con los canales energéticos del cuerpo y estos a la vez se conectan con los elementos de la naturaleza.

 

En donde está tu atención, en eso te conviertes

Atribuida a Buda, pero también recogida en otros maestros espirituales, esta sentencia de que «en donde está tu atención, en eso te transformas», puede darnos una idea de que cuando estamos enfermos nuestra atención se centra más en la enfermedad que en la salud. Eso hace que el foco de atención que tenemos, no nos ayude a visualizarnos sanos, sino que convertimos nuestra enfermedad en un pensamiento recurrente.

Claro que el hecho de tener un malestar hace natural que nuestra atención esté enfocada en ello. Eso produce más estrés y preocupaciones, lo que hace el sistema inmunológico se deprima aún más, retardando los efectos de la medicación o complicando la patología.

La técnica PNL para sanar

Te propongo que, aunque te sientas muy mal, dediques tiempo a la relajación y meditación. Toma respiraciones profundas y ve visualizando cómo el aire va entrando a tu nariz, pasa a tus pulmones y desde ellos distribuye el oxígeno a través de tu sangre. No hay lugar en el que tu cuerpo no reciba algo de sangre y oxígeno.

Piensa que el oxígeno es un elemento sanador, que lleva a cada parte de tu cuerpo la verdad manifiesta de la salud que es lo que TÚ deseas. No pienses en expresiones como “Yo no quiero estar enfermo”, porque el cerebro no reconoce el no, como te hemos comentado en otros artículos.

Tu afirmación debe de ser el estado que quieres alcanzar, no el quieres dejar, porque la atención, como te dije antes, debes ponerla en lo que quieres convertirte.

Imagínate totalmente sano, cada célula tuya es saludable. Repite las siguientes frases:

  • Mi cuerpo es saludable.
  • Yo expreso salud plena.
  • La salud es el estado normal de mi vida.
  • Mi cuerpo es fuerte y resistente.
  • Yo soy una persona saludable todo el tiempo en todo lugar.
SHARE THIS

ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJE UN COMENTARIO