Supera-una-ruptura-con-PNL | Lideralo

¿Cómo superar una ruptura amorosa?

broken heart

Uno de los mayores problemas que confrontan las personas a lo largo de la vida son las rupturas sentimentales, todos alguna vez nos tocará pasar esa situación, muchos se  hunden en el pantano de la depresión y hasta incluso la melancolía cuando pasan por situaciones de separación.

Y aunque nos den ánimo, nos acompañen nuestros familiares, amigos, seres queridos en general, nos cuesta mucho lograr superar la ruptura, porque tenemos miedos y porque el apego a esa relación nos mantiene enganchados pensando que no podremos tener una nueva relación nunca más.

Lo más importante ya lo has hecho. Si estás leyendo este artículo es porque ya diste el primer paso.

¿Cuáles son los mensajes que recibimos en una separación?

Cuando sucede una ruptura, nuestro subconsciente nos envía  cinco mensajes diversos, que no nos ayudan a superar la situación que estamos atravesando. Estos mensajes son:

1.-Mensajes de culpa: el concepto de culpa debe ser erradicado totalmente de nuestro cerebro. La culpa es un invento religioso para establecer mecanismos de control sobre las personas, lo que realmente debemos sentir es responsabilidad. La responsabilidad nos ayuda a asumir los errores que hayamos cometido y rectificarlos, la culpa solo nos orienta al castigo. Si alimentamos la culpa en una ruptura abrimos la puerta a una cantidad de sentimientos que empeoran toda la situación.

2.-Mensajes de inseguridad: El cerebro nos indica el mal llamado “fracaso” como expresiones como “no soy capaz de hacer eso”, “No tengo la fuerza para…”, “Yo soy demasiado…”, de esta manera nos desalentamos a superar nuestro duelo, porque el cerebro nos indica que no seremos capaz y que no tenemos la fuerza para hacerlo. Nos autosabotea.

3.-Mensajes de ira:  Ante un ruptura sentimental, los sentimientos de ira se hacen presentes, ya sea contra nosotros mismos o contra la otra persona. Un sentimiento que es nocivo para nuestra salud emocional e incluso física.

4.- Venganza:  El deseo de que al otro le pase lo mismo que te ha hecho o peor, es un sentimiento que suele aparecer también ante una ruptura.

5.- Comparación: Este sentimiento lo vemos aparecer cuando establecemos comparaciones con otras personas, ya sea de la persona que nos ha dejado, como de nosotros con otras personas. Esas comparaciones, como por ejemplo pensar que a otra persona le “va mejor” en la vida que a uno, genera sentimientos de frustración que son también nocivos para nosotros.

Una vez que sabes o has identificado esos mensajes, lo puedes hacer consciente y comenzar a trabajar en ello para cambiar la percepción que tienes de la ruptura.

Comienza por saber que los sentimientos de culpa no tienen ningún sentido en tu vida. Que en una relación hay responsabilidades entre las dos personas que la componen y que cada quien debe hacerse cargo de las suyas. No todo es blanco o negro, hay siempre matices que debemos ponderar. Lo primero que debemos corregir entonces es los sentimientos de culpa. Asumir nuestras responsabilidades en los fallos que tuvo la relación e identificar aquellos cometidos por nuestra pareja. Eso te permitirá ver las cosas de una manera más limpia y madura.

Al mismo tiempo, reconoce las cosas buenas que hiciste, focaliza aquellas cosas que no te gustaban de la otra persona, evalúa si tomaba en cuenta tus opiniones. Es bueno que sepas que ningún duelo es para siempre. Aunque en este momento creas que es imposible la vida sin esa persona, pues mira a tu alrededor o tal a ti mismo, que seguramente ya has tenido otras pérdidas más grandes  y dolorosas, tal vez. Si no es así, pues ya las tendrás también. Siempre hay un nuevo día después de cada noche.

Para alejar sentimientos de ira, perdónate a ti mismo y perdona todo lo que debas perdonar a la otra persona. Entiende que no somos dueños de nadie y nadie es dueño de nosotros. Nacemos como seres libres e independientes, una pareja es una elección que hacemos, que puede salir bien o salir mal. Es así de simple.

Aleja la inseguridad y cualquier otro sentimiento negativo, haciendo una lista de todas las cosas que ahora que estás sin compromisos puedes hacer  y que hasta hace poco tus compromisos de pareja te lo impedían. Concéntrate en todo lo que tienes para crecer de ahora en adelante como persona.

Rompe el vínculo con un ejercicio de PNL

Realiza un ejercicio de PNL de visualización en el que estás frente a la persona con la que has roto y que unos cables los conectan, luego imagina que tienes en tu mano una tijera y que comienzas a cortar esos cables o hilos, mira cómo se van cortando uno a uno gracias a la tijera que imaginaste.  Seguramente te va a costar cortar el último, finalmente, mira cómo te vas alejando de esa persona hasta que se desvanece en el horizonte, dándole gracias por todo lo que aprendiste. Realiza este ejercicio varias veces, cuando sientes ansiedad al pensar en esa persona. Ya verás el gran resultado que tiene.

SHARE THIS

ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJE UN COMENTARIO