Consejos muy útiles para convencer a las personas | Lideralo

Consejos muy útiles para convencer a las personas

relaciones_sociales

El arte de persuadir sin ser directo y sacar mayor partido a las relaciones sociales

Seguro que en tu día a día hay muchas ocasiones en las que desearías poder controlar mejor el efecto que causas en la gente. Comunicarse no es siempre una tarea fácil y lo que puede parecer algo sin importancia se convierte en un factor de peso cuando interactuamos con cualquier persona, ya sea nuestra pareja, un familiar o el cajero del Super.

A continuación te damos unas técnicas muy sencillitas que te ayudarán a llevarte bien con la gente y sacar cosas positivas de las relaciones:

Cuando queremos que alguien no se sienta mal por haberle hecho esperar, lo más adecuado será decir “gracias por tu paciencia” en lugar de “lo siento por tardar”. ¿Por qué? Muy sencillo: la primera frase contiene una especie de cumplido. El ego de la persona en cuestión se ve reforzado y le devolverá un poco “el favor” por haber sido tan paciente. Decir lo siento en exceso carga a la otra parte de razón más que otra cosa.

  • Evita hablar en segunda persona; no uses el “tú”. Imagina que debes decirle a alguien que un hecho en concreto te ha molestado. Vas a sacar mucho más adaptando el lenguaje que siendo tan tajante, de manera que de la frase “tú no grites” a “me gustaría que bajaras un poco la voz” hay un trecho. En ocasiones siendo muy cortante sólo sales perjudicado.
  • En relación a lo anterior, será muy útil también, si te ves muy mal (hay personas increíblemente complicadas y lo sabes) cambiar la frase por “estaría bien que bajáramos la voz”. Esto significa que te incluyes, que no lo juzgas, que no te sitúas por encima y que por tanto, hay una mayor empatía.
  • Imita muy sutilmente la forma de hablar y los gestos de la persona. Recalquemos lo de sutil, ya que hay una línea muy estrecha entre esto y una burla. Si la otra persona percibe que actuamos de forma similar, subliminalmente se sentirá familiarizado con nosotros.
  • Intenta reflejar de vez en cuando no sólo lo que la persona está contando, sino también como debe estar sintiéndose. Expresiones como “supongo que eso te hizo estar indignad@” pueden ser muy útil a la hora de conectar con la otra parte.
  • Si tras una pregunta quieres sacar más información, haz una pausa y no digas nada, tan sólo mantén la mirada fija en la persona tras la su respuesta. Esta técnica hará que crea que faltan datos y sepa que se espera algo más de ella, haciéndola sentir incómoda y tratando de rellenar silencios te irá contando más.

Saber siempre qué decir es algo con lo que muchos fantaseamos, ya que es lógico que con esa gran habilidad puedes comerte el mundo y llegar muy alto.

SHARE THIS

ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJE UN COMENTARIO