Cosas que debes hacer alguna vez en tu vida | Lideralo

Cosas que debes hacer alguna vez en tu vida

vida_relax

Existen muchas cosas que a veces nos parecen lejanas o inalcanzables, otras que ni siquiera pasan por nuestra mente que las podamos realizar. Muchas cosas simples y otras no tanto, pueden darle un valor especial a nuestra vida, resignificar nuestra relación con el mundo, por eso hay que estar atento y dispuesto a poder emprender cosas nuevas que nos reaviven o nos resemanticen el sentido de la vida. ¿Cómo hacerlo? Simplemente innovando, atreviéndonos a realizar cosas que habitualmente no consideramos parte de nuestra vida y de nuestras acciones cotidianas. Experiencias que seguramente serán tesoros para tu vida y que te darán de contar a tus amigos y parientes por décadas. En este artículo presentamos una pequeña lista de sugerencias, pero la verdad es que la posibilidad es mucho más grande, es decir, casi infinita en el horizonte de nuestra vida, te invitamos vencer los límites e intentar algunas de nuestras recomendaciones, pero sobre todo, te invitamos a desafiarte a ti mismo, creando tu propia lista, pero no solo lo proyectes en papel, hazlo y vive experiencias que con toda seguridad te harán crecer como persona y te darán grandes satisfacciones.

Lanzarte en Parapente

Todos hemos querido volar en algún momento de nuestra vida, ya sea en nuestra infancia o en cualquier momento de nuestra vida. Una de las formas que eso es posible, es a través de la práctica de uno de los llamado deporte extremo, como es el parapente. Lanzarse a volar desde una montaña y planear te transmitirá una sensación plena de libertad para volar y disfrutar de una experiencia de máximo placer, así como también vertiginosa. Es importante, sin duda, que si decides llevar a cabo un vuelo en parapente, debes hacerlo de la mano de profesionales, que te permitan disfrutar de manera segura, ya que hacerlo de manera improvisada puede ocasionarte un accidente que podría lesionarte o hasta costarte la vida.

Vivir en el exterior

Mudarse temporalmente a otro país es una experiencia, sin duda alguna, enriquecedora. Siempre que se vive fuera del contexto sociocultural en el que crecimos, nuestro cerebro vive un proceso de desafíos que contribuyen con su plasticidad, mide nuestra disposición o adaptación a los cambios, nos enriquece en nuestro bagaje cultural, nos ayuda a entender mejor el plano de lo exterior, nos permite valorar las virtudes de nuestra tierra. Si es un país con una lengua distinta a nuestra lengua madre, el beneficio es mucho mayor, ya que aprendemos casi de manera forzosa un nuevo idioma, lo cual ayuda a combatir enfermedades de deterioro cognitivo como el Alzheimer. Así que no lo pienses más y prepara tu mochila, hazte más independiente y atrévete a vivir nuevas experiencias de vida para ti.

Escalar una montaña

Sin duda alguna, tener contacto regular con la naturaleza es una manera ideal para desintoxicarnos de los problemas y agentes patógenos de la vida cotidiana, así como de todas las rutinas que atentan contra nuestra salud. Escalar una montaña puede ser un deporte extremo, dependiendo del tipo que escalada de que practiques, o tan solo puedes practicar el senderismo y ponerte en contacto con la naturaleza y conectar con la energía que de ella emana. De esta manera, podrás estimular hábitos saludables que te ayuden a mantener tu salud en óptimas condiciones, ya que toda esa buena vibra se contagia en cada una de nuestras células.

Hacer un cambio radical de look

Las monotonías pasan también por nuestro aspecto. No estaría mal que de vez en cuando o al menos alguna vez en tu vida hagas un cambio radical en tu aspecto físico. Pinta tu cabello de un color poco tradicional, hazte un corte que cambie por completo tu apariencia, deja crecer tu barba si eres hombre, eso podría ayudarte a conocerte más, podrías ver cómo tu aspecto puede actuar sobre tu personalidad. En fin, es mucho lo que puedes experimentar y aprender de ti mismo al hacer este tipo de cosas. ¿Qué puede pasar? Si no te gusta vuelves a tu estado habitual y listo.

Ver un partido de un mundial en vivo

Cada cuatro años millones de personas alrededor del mundo ponen su vista en el país anfitrión del Mundial de la FIFA, logrando despertar múltiples pasiones entre los fanáticos más fervientes del fútbol. Incluso, aunque una persona pueda no ser fanática de este deporte, sin duda alguna, la adrenalina de poder ver un partido de fútbol de un mundial en vivo, es algo especial, que hasta los más apáticos pueden terminar gritando desaforadamente un gooool.

Tomar un whiskie con hielo milenario

Uno de los espectáculos más hermosos de la naturaleza es, sin duda alguna, un glaciar. Estos grandes bloques de hielo milenario. En el sur de Chile, por ejemplo, donde les llaman ventisqueros, existe una vieja tradición que consiste en tomar trozos de hielo que corren en el agua para tomar un Whisky con hielo milenario, una experiencia realmente fabulosa y que recomiendo a cualquiera que tenga la posibilidad de estar frente a uno de esos gigantes de hielo. Eso sí, debes tomar los pequeños trozos que flotan en las aguas cercanas, no intentes dañar un glaciar para tu beneficio, porque son un patrimonio de todos. De todas maneras, para enfriar un trago no necesitas una roca helada muy grande, sino un trozo pequeño de los que ellos mismos desprenden.

Bañarse de noche en una playa

No hay nada más romántico que estar con tu pareja a la orilla del mar, mucho más si es de noche y la luz de la luna los arropa, también con un grupo de amigos si así lo prefieres, puedes vivir la experiencia fantástica de darte un chapuzón en las aguas de una playa. Por seguridad, debes procurar hacerlo en una playa cuyas olas no sean muy fuertes, para evitar que haya accidentes y no lo hagas bajo los efectos del alcohol, al menos no bajo un estado de ebriedad, ya que tu capacidad de respuesta ante un peligro es mucho más limitada.deporte

SHARE THIS

ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJE UN COMENTARIO