Emprender para superar la crisis de la pandemia | Lideralo

Emprender en tiempos de pandemia

writing-work-creative-coffee-explore-peaceful-1229843-pxhere.com

El mundo ha dado un viraje enorme durante este año 2020. Todo se ha resignificado a lo largo de estos meses. En principio, nos acorralaba la incertidumbre, el miedo a escenarios complejos. Muchas personas comenzaron a verse afectadas emocionalmente ante el confinamiento, algunos casi enloquecieron y querían insistir en que tenían que hacer sus actividades cotidianas sin restricciones. Algunos todavía lo creen. Lo cierto es que la fuerza de los hechos, nos ha llevado a pensar las cosas de modo distinto. El Covid-19 es una amenaza, no solo a nuestra salud física, sino también mental, así como a la economía, la vida social, las relaciones, todo en general está sobre una tabla floja que parece arrimarnos hacia el borde de un precipicio submarino, en el que al sumergirnos no sabemos a dónde podría llevarnos.

Lo cierto es que, en medio de toda esta marejada de cosas que no cesan, hemos visto la férrea voluntad de muchas personas que han decidido convertirse en un faro de esperanza. No solamente aquellos que salen día a día a cumplir con el trabajo de rigor por áreas priorizadas, como alimentos, trabajadores sanitarios, sino también los que no se han quedado de brazos cruzados y se han reinventado a sí mismos, para poder mantenerse a flote mientras dure la pandemia.

La necesidad ha hecho que muchas personas descubran habilidades y potencialidades que antes, debido a su ritmo de vida, no habían explorado. A través de las redes sociales, como Instagram, Twitter, Facebook, entre otras, vemos como miles de personas alrededor del mundo han buscado la manera de seguir adelante y mantenerse a flote en medio de esta fuerte crisis que estamos atravesando y de la que solamente estamos viendo la punta del iceberg.

Tiempos de innovación

Toda crisis es una oportunidad especial para renovar, para reconocer que se tienen habilidades que antes no se conocían. La principal lección que nos deja el coronavirus es que podemos hacer mucho más de lo que hasta ahora creemos.

Los nuevos emprendimientos que hemos visto, son un ejemplo de la enorme capacidad adaptativa que tenemos los seres humanos y las formas en que podemos abordar situaciones inesperadas, que nos transforman o nos mueven del centro que tenemos.

Así que no todo es malo, pues muchas veces necesitamos ese remezón que nos descentre para descubrir cosas que ni imaginábamos en nosotros mismos.

Lo primero que demos señalar es la forma de vivir esta crisis pasa por nuestro pensamiento y la actitud que tenemos ante la vida. Tenemos en nuestras manos las opciones para construir un camino de estabilidad o dejarnos arrastrar por el pesimismo y la incertidumbre.

El primer acto de creación es creer en ti. Tener la certeza de que tú también puedes sortear los efectos negativos de la crisis, con ideas que brinden soluciones prácticas a las necesidades de la gente o de productos que puedas despachar.

En medio del confinamiento, por ejemplo, muchas empresas pasaron a ofrecer sus servicios bajo el método de entrega a domicilio. Aquellos que ofrecen servicios y no productos, han comenzado a adaptarse a nuevas plataformas para ganar su sustento, tales como cursos a través de herramientas como Zoom, entre otras. Es un auge expansivo de ideas innovadoras que día a día vemos a través de las redes, especialmente de gente que perdió sus puestos de trabajo debido a la cuarentena.

Recomendaciones:

Focaliza un nicho que te guste y que pueda interesar a la gente.

Determina la metodología en que lo harás llegar a las personas.

Diseña una estrategia de marketing. Sigue la cuenta en Instagram de @advertcrack, que te da ideas fabulosas para mejorar el posicionamiento de tus productos o servicios.

Prepara bien el contenido.

Si ofreces un producto y no un servicio, procura que tenga buena presentación.

Publica fotos atractivas.

Describe bien tus servicios o productos.

Precisa las características y beneficios que ofrece lo que vendes.

Si puedes, invierte en publicidad, aunque sea un poco.

Impulsa con fuerza y optimismo tu producto.

Piensa siempre en positivo, porque la energía que le pones y la constancia, son determinantes a la hora de tener éxito con un emprendimiento.

Recuerda que las cosas no se dan por combustión instantánea, el éxito hay que trabajarlo. Dedica todos los días tiempos a tu proyecto.

Pide a tus amigos que te ayuden a difundir, para que se hagan eco y multipliquen el alcance de lo que ofreces.

Si, por ejemplo, vendes dulces, haz una cuenta en Instagram, toma buenas fotos y describe bien y con entusiasmo cada post.

Recuerda que en ti está todo el poder para levantar el vuelo, que si te has caído, pues levántate, sacude el polvo de las rodillas y sigue adelante. Es peor permanecer inmóvil que moverse y hacer algo por ti.

SHARE THIS

ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJE UN COMENTARIO