Gestiona tu tiempo y alcanza tus metas | Lideralo

Estrategias para gestionar tu tiempo con eficacia

2c9f342b5bf84b81d05ee49592c9-1430885.jpg!d

El tiempo es una de las preocupaciones más grandes de los líderes de las empresas o de grupos. Siempre está ahí como una amenaza recurrente, gestionar con eficacia es uno de los medios para tener mejor rendimiento.

Vivimos en una sociedad marcada por un exceso de trabajo, en la que producimos y producimos sin parar pero pareciera que nunca es suficiente. La sensación de que el tiempo pasa más rápido parece ser una certeza, según algunos estudios científicos. Pero más allá de que nuestros días tengan unos segundos menos, lo cierto es que el tipo de sociedad que hemos construido es la que determina definitivamente la noción del tiempo. Una de las causas para que tengamos la sensación de que las horas del día no nos alcanzan para hacer todo lo que nos proponemos, es el desarrollo de la tecnología que cada vez nos absorbe más. Las redes sociales, por ejemplo, son uno de los grandes vampiros de nuestro tiempo. ¿Cómo podemos corregirlo? ¿Hay manera de revertir esa tendencia caótica del uso del tiempo? La respuesta es sí, algunas de las recomendaciones más importantes para lograrlo te las daremos en este artículo.

El primer mandato: Planificación

No hay manera más eficaz de hacer una gestión del tiempo exitosa, que te permita obtener la mayor productividad en tus responsabilidades o compromisos diarios, que la planificación. Sostener un método de organización de acuerdo a las metas planteadas en función del tiempo de su ejecución es una clave fundamental de las personas exitosas. Los grandes empresarios y líderes del mundo se rigen de acuerdo a agendas muy rigurosas. La planificación disminuye casi a cero la posibilidad de trabajar por impulso, logrando contrarrestar métodos que pueden caotizar tu vida.

Escribe tus tareas de cada día, distribuye cada una de ellas según las horas que le dediques a cada una. Ese planning diario te ayudará a optimizar tus recursos, entre ellos el más valioso que es el tiempo.

El tiempo que inviertes en planificación, te genera grandes ganancias a largo plazo, pues de esa manera evitas la de dispersión. Nuestra máxima:

Planificación es dinero

Conviértete en el Van Helsing de los vampiros del tiempo

Como decíamos en la introducción de este artículo, existen en unos “vampiros” del tiempo, que te sacan la sangre y tú ni te das cuenta porque estás bajo el encantamiento de estos distractores. Las nuevas tecnologías han sido una bendición para muchas cosas, pero también son la principal amenaza contra el uso inteligente del tiempo. Especialmente las llamadas redes sociales, que se convierten en una arena movediza de la cual cuesta mucho salir. Entre los principales vampiros del tiempo tenemos:

Mensajería instantánea: servicios como el whatssap se han convertido en una maravilla para muchas cosas, pero también son una esclavitud terrible que no te deja un minuto sin que estés revisando si tienes alguna notificación.

Tu Smartphone: sí, sabemos que te gusta mucho tu teléfono inteligente, pero justamente todas las ventajas que puede darte, tienen un elemento negativo, nefasto, diría yo, para hacer rendir las horas del día, pues son tantas las cosas que te ofrece que hay gente que vive absorta en la pantalla del teléfono y no presta atención a las cosas importantes que tiene pendiente. Además, hay personas ansiosas que suelen revisar cada minuto el teléfono para verificar si tiene alguna notificación nueva.

Correo electrónico: Al igual que el smartphone, el correo electrónico puede convertirse en un elemento de ansiedad si a cada rato lo estamos revisando. Eso nos va robando segundos que al final se convierten en un montón de tiempo perdido.

Reuniones sin fin: ¡Vaya que este punto puede ser detestable! Cuando estamos en espacios de trabajo colectivo y ocupamos un cargo de dirección de algún nivel, cuando nos convocan a una reunión donde las cosas se repiten y la gente deriva estos encuentros en una retahíla de asuntos personales que no aportan nada objetivo a los fines del trabajo.  

Conocer los objetivos

Nadie puede realizar un planificador sin conocer sus objetivos. La claridad de la meta despeja el camino, ya que permite determinar cuáles son aquellas cosas que van a ser sumadoras de logro y nos ayudarán a despejar aquellas que nos alejan de nuestro propósito. Así, podemos decir que para lograr este objetivo, necesito hacer x cosas, así tenemos definido el trayecto y la llegada, solo tenemos que agregar un tercer factor que es el cómo, la metodología necesaria para que todo tenga un término feliz y satisfactorio para todas las partes involucradas en nuestra tarea, de esa manera, podemos descansar y tener más tiempo libre para poder esparcir y tener nuevas y mejores ideas para nuestros siguientes desafíos.

Descansa

Una mente agotada, no podrá producir buenos resultados

 

SHARE THIS

ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJE UN COMENTARIO