PNL-y-la-Inteligencia-Emocional | Lideralo

Inteligencia emocional y PNL para vivir en armonía

emocional

A lo largo de la historia de la humanidad, se han planteado incontables debates sobre la dicotomía razón y sentimientos. Vemos cómo se han planteado esquemas sociales en los que la razón debe privar sobre las emociones. Eso, porque tradicionalmente no se tenía la noción de que el ser humano tiene diversas inteligencias. Una de ellas es la emocional.

En 1995, Goleman publicó el bet seller Inteligencia Emocional, por lo que el término comenzó a popularizarse a partir de entonces. ¿Pero de qué va eso?

La inteligencia emocional busca el conocimiento combinado de lo racional con lo emocional, para lograr equilibrios en nuestra vida.

Se trata de aprender a evaluar, dirigir y controlar las emociones que sentimos como respuesta a una situación determinada.  La inteligencia emocional busca desarrollar de manera hábil y de modo sistémico lo que está en la cabeza y en el corazón, porque no desliga lo racional de lo emocional.

Las emociones no son algo que podamos establecer, como decía, son reacciones a los fenómenos externos e internos que nos toca vivir.

¿Pero por qué nos afectan tanto?

Las emociones que percibimos nos afectan porque justamente no aprendemos a establecer mecanismos de control sobre ellas y entonces nos desbordan, no podemos controlarnos y eso siempre nos genera problemas. No estamos diciendo exactamente que haya que racionalizar las emociones, sino aprender a tomarlas e incorporarlas a nuestra vida como modos de aprendizaje.

Con la Programación Neurolingüística se puede corregir la manera cómo actuamos frente a diversas situaciones y eso nos ayuda a mejorar considerablemente nuestra relación con el mundo y la manera en cómo las cosas nos afectan.

La inteligencia emocional ha sido abordada por muchos estudiosos, que han podido establecer que el éxito en la vida no está directamente relacionado al coeficiente intelectual. De hecho, conozco a personas que son súper brillantes, que tienen un nivel de inteligencia superior al promedio, pero que no logran que sus ideas ingeniosas logren proporcionarle ganancia o que puedan ser exitosos con sus emprendimientos, aunque los mismos sean un nicho para sacarle mucho provecho y dinero.

De hecho, la mayoría de personas con alto coeficiente intelectual terminan siendo subordinados de personas con coeficiente menor, eso sucede porque esas personas saben aprovechar mejor su inteligencia emocional y la inteligencia social, usándolas a su favor, identificando y aprovechando las oportunidades.

Todos tenemos diversas inteligencias, la emocional puede desarrollarse tanto como la intelectual, pero lamentablemente, los sistemas educativos se enfocan más en unas que en otras, logrando desequilibrios en nuestros sistemas cognitivos-emocionales.

           

La inteligencia emocional y la PNL

La PNL es una técnica de modelado de habilidades, la cual ofrece a las personas que la estudian estructuras, modelos, estrategias y técnicas que permiten desarrollar el conjunto de habilidades que conforman la inteligencia emocional y que nos  ayudan a mejorar la capacidad de respuesta o de reacción ante situaciones específicas, logrando ampliar nuestras posibilidades de adaptación, control y manejo del medio ambiente. Logrando de este modo tener mejores expectativas de sobrevivencia y éxito.

El desarrollo de las habilidades de conocimiento y de control permite que las habilidades cognitivas y emocionales hacen que la comprensión que hace que la capacidad de establecer los cambios necesarios para mejorar los diversos aspectos de nuestra vida.

La PNL nos dota de las herramientas necesarias para identificar las emociones en todos sus componentes y expresiones, para poder comprenderlas y obtener el control de ellas, modificando nuestras conductas y mejorando nuestro rendimiento e interacción con las personas y el entorno.

De esta manera, podemos actuar sobre nuestra motivación y eso nos hará incidir también en los demás, para poder obtener lo que queremos.

La PNL es una disciplina de modelado,  que permite analizar y aprender el control metal y emocional. La PNL se sustenta en el estudio desde la experiencia y registro de emociones, reacciones, conductas y modelos que permiten definir las estrategias y patrones para establecer una recodificación y establecer los cambios necesarios.

Algunos de estos elementos que usa la PNL para mejorar la inteligencia emocional son:

Principio de intención positiva: permite comprender la función de la emoción para poder aceptarla y realizar los cambios que corresponden.

Los anclajes: estos nos permiten entender cuáles son algunos desencadenantes de las emociones y así poder controlarlos.

Análisis de las submodalidades: ayuda a la diferenciación de su proceso y la forma de modificación.

El metamodelo: Se trata de un análisis del contenido del diálogo interno y de los patrones que determinan diversas estrategias mentales que las desencadenan.

 Finalmente, a todo esto se suman las habilidades vinculadas con la sintonía, las cuales nos dan la posibilidad de tener comportamientos más poderosos en nuestras relaciones.

Como vemos, la PNL y la inteligencia emocional están estrechamente vinculados.

SHARE THIS

ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJE UN COMENTARIO