La autoestima y su importancia en las relaciones | Lideralo

La autoestima y su importancia en la relaciones

pareja_enamorados

Alrededor del mundo hay millones de personas que enfrentan serios problemas para relacionarse con los demás. Especialmente, vemos cómo millones viven en relaciones de pareja que nos les brinda la felicidad que sentían o buscaban al iniciar la relación. El ideal humano se sustenta en la idea de tener relaciones felices con todos los que nos rodean, pero la realidad es otra.

Este condicionamiento que nos imponemos, nos lleva a proyectar nuestros sueños en función de la vida junto a alguien, mientras nos olvidamos de nosotros mismos. De esta manera se corre el riesgo de caer en relaciones fáciles, que tienden a llenarnos de mucha ilusión, generamos un apego negativo, pero al final no nos hace felices. ¿Qué falla entonces?

Nadie puede amar a otra persona sanamente, ni puede ser amado de la misma manera, si antes no se ama a sí mismo lo suficiente. Si vivimos bajo esquemas de pensamientos que nos llevan a querer tener un amor para compartir nuestra soledad, sufrimos por ello, nos deprimimos, estamos construyendo el camino más rápido para caer en cualquier relación, puesto que no nos estamos valorando como personas.

El asunto del ego

Si no de aprender que la autoestima es un concepto relacionado al respeto que nos debemos tener. Si uno no se respeta como persona, menos podemos esperar que otros lo hagan.

El proceso de integración y acoplamiento de una pareja es diverso, complejo, pero ya desde las primeras experiencias juntos, podemos ir avizorando quién es la persona que tenemos al lado. Es por ello que si sabemos respetarnos a nosotros mismos, será más fácil hacernos respetar por los demás. La vida no comienza o termina con una relación de pareja, pues basta con pensar que antes de conocer a esa persona, tenías una vida. Lo más importante de una relación, es que te haga sentir siempre bien, que incluso los problemas, los desacuerdos, te permitan crecer, nunca que te aminoren.

Es por ello que buscar pareja con desesperación es muy mal consejo, hay que estar preparado para el amor, para un amor que sea sanador, que te ayude a crecer día a día, en las buenas y en las malas. Si sientes que te hundes en un abismo, pues no estás frente al mágico sentimiento del amor.

Tú eres mi primer amor

El amor es una construcción entre una o más personas. Influyen en él una diversidad de factores que lo hacen crecer o desaparecer. La sociedad nos enseña a estar en pareja, que nuestro fin último es hacer familia. Si bien la vida en familia da grandes satisfacciones, también es compleja y exige mucho de nosotros. Por ello, tenemos que tener en cuenta que el hecho de tener una pareja o una familia, no es, en definitiva, un factor determinante de la felicidad propia. Las personas se niegan a ver que ya la relación está rota, porque le temen al agresor o porque le temen a la supuesta soledad que les espera al terminar la relación. En esta situación es fundamental mirar hacia dentro de ti y reconocer aquellas cosas que antes de tener pareja te hacían feliz. De ese modo, te darás cuenta de que la felicidad en tu vida no dependía de una pareja, tan solo depende de ti.

Cómo escoger una pareja

Sin duda alguna, la mayoría de las personas sienten un flechazo cuando se enamoran y se dejan llevar por la primera impresión. Cuando se tiene una sólida autoestima, la gente se hace más agradable, siempre y cuando no confunda la estima propia con pedantería.

Las personas que se valoran así misma, se hacen mucho más atractivas, esto porque su actitud les permite arreglarse, hacerse sentir bien, se cuidan, se dan su propio valor y eso los ilumina. En cambio, una persona que no cree en sí misma, se hace huraña, descuida su aspecto físico y termina alejando a las personas de su entorno porque se puede volver alguien desagradable.

Aunque no existen fórmulas mágicas, hay muchas maneras de escoger la pareja adecuada o el círculo de amigos. Algunos tips que pueden ayudarte son los siguientes:

  • Valora tu potencial.

  • Haz por ti aquello que te haga sentir agradable.
  • Visita lugares donde conozcas personas con intereses similares a los tuyos.
  • Cuando conozcas a alguien con quien quieras compartir tiempo o te guste como pareja, conoce sus gustos, sus intereses y valora su carácter.
  • Haz valer tus gustos e intereses y no los subyugues solo para complacer al otro. En una relación de cualquier tipo, la satisfacción debe ser mutua.
  • Construye situaciones que te ayuden a generar confianza y creen espacios de intimidad entre esa persona de tu interés y tú.
  • Explora y usa aquello que te hace atractivo o sexy. Recuerda que no solo lo físico es herramienta de conquista, la cultura, el intelecto, la conducta, los modales, son factores muy bien valorados por las personas.
SHARE THIS

ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJE UN COMENTARIO