5 pasos para transformar tu vida | Lideralo

Transforma tu vida en 5 pasos

niño cesped

¿Vives cansado? ¿Sientes que tu vida no tiene un horizonte despejado? ¿No logras alcanzar las metas que te propones? Seguramente te has preguntado muchas veces por qué te pasan las cosas que te pasan y buscas explicaciones fuera de ti. Algunos atribuyen al destino y a la fatalidad que las cosas no les salgan como las han planificado, no obstante, muy pocos reflexionan realmente sobre cuanta responsabilidad propia hay en nuestro destino o en eso que llamamos nuestra suerte. Acá te vamos hablar hoy de cómo introducir algunos cambios que en principio parecen pequeños, pero tendrán un efecto muy importante en tu manera de abordar la vida y en tu propio bienestar.

Cambia tus rutinas

Si estamos esperando que nuestra vida cambie o gire el curso de los acontecimientos, no podemos esperar que las cosas sean distintas si seguimos haciendo todo de la misma manera. El momento es ahora, empieza por cambiar la hora en la que te levantas. Hazlo lo más temprano que puedas, a las seis de la mañana, si es posible, y toma un tiempo en silencio para meditar. No necesitas ninguna cosa especial. Si puedes ver el nacimiento del diario del sol, sería ideal. Tener conciencia de la luz que llega luego de las horas de sombra, ayuda a nuestra mente a despertar ideas nuevas, a fluir con el ritmo diario de la naturaleza. La contemplación simplemente es ya una manera de meditación. Nos ayuda a comenzar el día sin los ruidos que solemos colocar en nuestra mente. Respira con suavidad, como si tu respiración fuese el impulso que va trayendo la luz al nuevo día que espera por ti.

Pon en duda

No estamos hablando de la pérdida de confianza cuando decimos que hay que poner en duda. Nos referimos al cuestionamiento constructivo de todo lo que nos rodea. Estamos acostumbrados a tener nuestras estructuras mentales moldeadas por muchos factores externos y socioculturales. Comienza por cuestionar las cosas que te han limitado a lo largo de tu existencia y no te han permitido avanzar hacia el cumplimiento de tus objetivos. La vida es un espectro variopinto y muy diverso. Cuestionar todo lo que hemos vivido o vivimos a diario, nos permite tener una mente con capacidad analítica y reflexiva, que aprende a valorar los aprendizajes de cada situación o experiencia. Nos ayuda a no permanecer en el estadio en el que nos encontramos y nos obliga a movernos. El movimiento siempre es una de las clave del éxito. ¿Por qué? Simplemente porque la vida fluye. Es la naturaleza de la existencia que todo está en movimiento siempre, ya que nuestro planeta no se detiene un solo instante, nosotros tampoco, pero nuestra manera de pensar tiende a querer anclarse a ideas fijas o aprendidas sin evaluar su contexto y transformarlas.

¡No comas eso!

Hay decenas de sitios en internet que te dicen que hay cientos de cosas que no debes comer por tu salud. Ciertamente hay algunos alimentos que pueden ser nocivos para la salud, cuando se les consume en exceso, como la sal, por ejemplo, o una dieta alta en carbohidratos. Pero no se trata de que tengas que eliminar de tu dieta tus gustos favoritos, sino de que aprendas a variar y comer con los equilibrios necesarios para que tu salud no sufra daños. Lo que queremos decir en este punto es que aprendas a seleccionar aquello que sumará a tu objetivo y no te distraerá de conseguirlo. Minimiza aquello que te hace daño y no te deja avanzar, identifícalo y, sobre todo, ¡no te lo comas!

Haz un plan

Realiza un plan muy minucioso que te permita alcanzar tus metas. Evalúa los recursos con los que cuentas, destaca cuáles son tus potencialidades y trabaja en fortalecerlos cada día. Revisa aquellos factores que pueden facilitar tu camino al éxito en la meta que te has planteado. Si necesitas buscar ayuda, no lo dudes. Diseña un método de control que te permita evaluar las metas. Realiza una segmentación de las metas, para que puedas ir alcanzándolas por etapas, de manera que no te quedes sin aliento. Es mejor valorar logros en corto en plazo, así recibes estímulo para seguir adelante.

Administra tu éxito

El éxito hay que saber administrarlo, porque muchas personas se embelesan con triunfos pequeños y pierden la visión global de su objetivo. Es como el que ve solo el árbol que tiene en frente y deja de ver al bosque. Celebra cada pequeño paso, pero no te quedes conforme con ello. Sigue avanzando y recuerda que el cielo es límite y tienes todo el potencial para seguir creciendo.

SHARE THIS

ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJE UN COMENTARIO