5 hábitos de un vendedor feliz | Lideralo

Trucos para ser un vendedor feliz

men-1979261_960_720

Un buen líder de ventas o jefe de cualquier equipo de trabajo, tendrá potencialmente mayor éxito si valora la importancia que tiene la inteligencia emocional y el clima laboral para tener grandes resultados y un mejor rendimiento productivo

Cuando emprendes un negocio o trabajas como vendedor y tus ingresos dependen de tu fuerza de venta, es muy probable que se genere en ti altos niveles de estrés. Eso puede tener una influencia negativa en tu proceso de ventas y te puede generar ansiedad, que es un sentimiento muy contraproducente a la hora de poner el foco en las ventas.

El proceso de liderar un plan de ventas debe ser algo gratificante, que te produzca satisfacción y alegría, aun cuando pueda ser agotador, de acuerdo a cada caso en específico. En mi experiencia laboral tuve la oportunidad de llevar la gerencia de ventas y la gerencia general de algunos negocios. Y en cada uno de ellos siempre procuré sentirme bien. Una de las cosas que mejor me hacían sentir, era la satisfacción de mis clientes y del equipo humano que me acompañaba. Para ello me esmeraba en demostrar que en la empresa estábamos para que el cliente saliera del negocio con una solución.

Un líder de organización debe conocer estrategias diversas para poder generar toda una sinergia en su equipo y motivarlo hacia un concepto de equipo líder en venta. Y eso era justamente lo que tratamos de hacer siempre. Una de las claves era ver el potencial y las inclinaciones de cada uno de los trabajadores de nuestro equipo y ubicarlo en el área que lo hacía sentir mejor.

Transmite sentimientos positivos

 Si entras a un negocio o va a establecer algún convenio o contrato con una empresa, seguramente estarás más propenso a cerrar una venta si tus sentimientos sobre el producto que está en el ámbito de negociación son positivos. No solamente eso, si tú tienes un estado de ánimo negativo acerca del negocio o la empresa en general, eso podrá inspirar poca confianza en los clientes y le hará más difícil realizar la venta.

Aporta soluciones

Imaginemos que trabajas en una librería en el área de ventas. ¿Qué diferencia a un vendedor de libros de un librero? Su conocimiento de lo que está vendiendo. No tiene nada que ver con que el librero se haya leído los libros que vende, sino que sabe qué es lo que vende y qué tiene en su tienda. Supongamos que un cliente entra a la librería y pide un título sobre PNL de un autor de determinado. Si lo tiene, va y lo busca y vende ese libro, sino lo tiene, le dirá que no cuenta con ejemplares y el cliente potencial se irá con las manos vacías y la desilusión de no haber resuelto su necesidad. Un librero, en cambio, podrá concretar una venta, aun cuando no tenga el título específico que el cliente busca. ¿Cómo lo hace?

En primer lugar tendremos que pensar que si lo tiene, el librero que conoce los títulos que tiene en el tema, le ofrecerá a su cliente algunos complementarios o relacionados, que podrían interesarle al cliente. Si no lo tiene, hará lo mismo, le dirá que no lo tiene por el momento, que si le interesa le tomará losdatos y realizará el pedido y apenas lo tenga lo llamará para que lo puedacomprar. Le dirá además que mientras tanto le puede ofrecer el libro X que trata sobre el mismo tema y es muy recomendado, etc. Es decir, le estará dando soluciones a una demanda que puede estar o no satisfecha con algún producto de la tienda.

Entienden los problemas como lecciones

En todo trabajo suelen presentarse problemas de diversos tipos. La capacidad para afrontarlos de manera seria y madura, será imprescindible para que esos errores no se conviertan en ideas limitantes, sino en aprendizajes para el crecimiento. Eso además te enseñará a ver las dificultades con menos estrés. Si eres el líder de un equipo, recuerda que tú eres el conductor de ese equipo. Analiza si tú transmitiste el mensaje de lo que querías de manera clara. Identifica el factor que detona el error y reoriéntalo.

El clima laboral

Un ambiente de trabajo en el que las personas se manifiesten alegres, propicia la creación de uno de los mejores factores para generar óptimos niveles de productividad, estamos hablando del clima laboral. ¿No te ha pasado que ingresas a una tienda donde las personas se notan alegres y animadas a atenderte y te contagias de esa “buena vibra”, hasta el punto que sientes casi un compromiso comprar algo agente tan agradable? De eso estoy hablando. El clima laboral no favorece las relaciones de trabajo a lo interno, sino que se proyecta de manera favorable sobre los clientes y su interés por adquirir tus productos.

Recompensa el logro

Ya sea que tienes la responsabilidad de dirigir un equipo de ventas o eres un emprendedor que vende productos de su propia marca o artesanías, aprende a recompensar los logros. Si estás en el primer caso, nada hay mejor para un equipo de ventas que un jefe motivador, que valora a cada uno de sus trabajadores y recompensa a aquellos que han hecho un mayor esfuerzo por alcanzar o superar sus metas. Muchas empresas lo hacen, como la cartelera del “empleado del mes”, hasta bonos especiales. Si por otra parte eres un vendedor autónomo, pues recompénsate a ti mismo. Cuando logres un objetivo, agasájate con algo que te guste, así te sentirás motivado a seguir superándote cada día.


«La mayoría de las personas piensan que “vender” es lo mismo que “hablar”. Pero los vendedores más efectivos saben que “escuchar” es la parte más importante de su trabajo»

Roy Bartell

SHARE THIS

ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJE UN COMENTARIO